Colaboradores voluntarios y colaboradores anónimos

Colaboradores voluntarios y colaboradores anónimos

En esta nueva entrada del blog he decidido hablaros sobre la figura del colaborador voluntario en los festejos taurinos populares.

A ninguno nos gusta asumir responsabilidades “por amor al arte”, y mucho menos si hablamos de colaborar de forma desinteresada en eventos en los que el riesgo planea sobre participantes y espectadores, como es el caso de los festejos taurinos.

Comencemos por el principio: ¿Qué dice el reglamento de festejos taurinos populares del Gobierno de Aragón sobre la figura del colaborador voluntario?

· DECRETO 226/2001, de 18 de septiembre, del Gobierno de Aragón.

Artículo 12.- Colaboradores voluntarios.

1. Los colaboradores voluntarios son aquellas personas que están habilitadas como tales entre aficionados cualificados con conocimientos y aptitud suficiente para desarrollar las funciones que se les encomiende por el director de lidia y, en especial, evitar accidentes o limitar sus consecuencias, así como prestar su apoyo al servicio de asistencia sanitaria en las funciones de atención y evacuación de heridos. Los colaboradores voluntarios deberán identificarse con un brazalete que será de distinto color al del director de lidia.

2. Cuando el festejo se celebre en su totalidad dentro de una plaza o recinto cerrado el número mínimo de colaboradores será de tres.

3. Para el desarrollo de encierros urbanos será necesaria la presencia, al menos, de diez colaboradores, cuya ubicación se determinará en atención a las circunstancias del recorrido.

· ORDEN PRE/856/2016, de 29 de julio, del Gobierno de Aragón.

Artículo 5.- Condiciones de desarrollo del festejo.

6. En todos los festejos taurinos populares deberá existir un Director de Lidia, identificado con una prenda de vestir superior de color vivo, con la indicación “Director de Lidia”, debiendo obligatoriamente portar capote y los colaboradores voluntarios exigidos por el Reglamento de los Festejos taurinos populares, quienes también deberán identificarse con una prenda de vestir superior de color vivo y de diferente color al identificativo del Director de Lidia, con la identificación de “colaborador voluntario”.

Entonces... ¿Qué obligaciones tiene el colaborador voluntario?

Mas allá de lo que recoge el reglamento, la primera de las obligaciones debería ser la de estar presente durante el desarrollo del espectáculo (aunque os pueda parecer una obviedad).

Recomendaría a todo colaborador voluntario acudir al recinto en el que se celebra el espectáculo con la antelación suficiente para revisar los vallados y comprobar que se disponen de los medios y personal que requiere la normativa para que el Presidente del festejo pueda determinar el inicio del espectáculo (ambulancia, médico, DUE, veterinario, director de lidia y resto de colaboradores voluntarios).

Durante el desarrollo del espectáculo las funciones del colaborador voluntario deberían de consistir en tratar de minimizar los riesgos de participantes y espectadores.

Pero… si la vaca va a coger a uno de los participantes, ¿el colaborador voluntario tiene que salir a quitarle la vaca?

Si uno sabe y/o puede hacerlo, adelante. Aunque entiendo que esta es una obligación que corresponde más al Director de Lidia.

El colaborador voluntario debería de implicarse durante el desarrollo del festejo en otras cuestiones como evitar la participación en el festejo de menores de 16 años y de aquellas otras personas que no estén en condiciones de ponerse delante de las reses, facilitar la evacuación de posibles heridos, trasladar información que pueda resultar de interés al Director de Lidia o al propio Presidente del festejo…

Y una vez finalizado el espectáculo, colaborar para evitar riesgos durante la carga de los animales y en la salida del camión de la localidad.

¿Sirve un brazalete como elemento identificador del colaborador voluntario?

La ORDEN PRE/856/2016 (publicada en agosto del 2016) recoge que los colaboradores voluntarios deberán identificarse con una prenda de vestir superior de color vivo.

Y por prenda de vestir superior yo entiendo una camiseta, sudadera, chaleco, peto… así es que si nos atenemos al reglamento, no, el brazalete no nos sirve.

Comenzaba el post comentando que a ninguno nos gusta asumir responsabilidades “por amor al arte”, pero muchísimo menos si además todo el mundo puede identificar nuestra responsabilidad por nuestra camiseta o sudadera de color vivo.

A mi modo de ver, la indumentaria del colaborador voluntario es lo de menos. Lo verdaderamente importante es su implicación, su compromiso y su sentido de la responsabilidad. Y me gustaría deciros que estas condiciones se dan en todo aquel que se considere aficionado a los festejos taurinos populares, pero no es así. Duele decirlo, pero a veces somos los primeros en huir de responsabilidades y sobre todo, los primeros en huir de esos horribles "petos fosforitos".

¿Cuántos colaboradores voluntarios se precisan en un festejo?

El número de colaboradores voluntarios necesarios dependerá del tipo de festejo y de las particularidades del recinto en el que se desarrolle el espectáculo.

El reglamento nos habla de un mínimo de tres en plazas y recintos cerrados, y al menos diez en encierros urbanos.

Partiendo de la base de que por lo general no diferenciamos bien entre “encierros” y “sueltas de reses” (tema del que os hablaré en otro post) mi consejo es que cuando el festejo se celebre en una plaza de toros (permanente, portátil, ruedo) se cuente con un mínimo de tres colaboradores voluntarios, y si el espectáculo tiene lugar en recorridos en calle se disponga de al menos diez colaboradores voluntarios.

Sobre todo se trata de aplicar el sentido común y aumentar el número mínimo de colaboradores voluntarios en función de las particularidades del festejo, bien sea por una gran presencia de participantes y/o espectadores, o bien porque la longitud y las características del recorrido en calle así lo requieran.

Para terminar:

Mi agradecimiento para todos los que asumís con responsabilidad vuestro cargo de colaborador voluntario (os gusten o no los festejos taurinos), y mi admiración para los colaboradores anónimos, esos que no figuráis en ningún listado, los que no os habéis comprometido a nada con nadie, que ni de lejos vais identificados, pero que sois los primeros en dar un paso al frente y jugaros el tipo sin dudarlo para “salvarle el culo” a cualquiera que esté en apuros.

Como siempre, estoy a vuestra disposición para cualquier consulta relativa a la organización de vuestros festejos taurinos.


Buen puente de San Jorge a tod@s!

Etiquetas: gestoría taurina festejos taurinos festejos populares la capilla colaborador voluntario colaborador anónimo obligaciones responsabilidad reglamento taurino aragón

  • Visto: 2061
Gestoría taurina LA CAPILLA

Contacto

  • Teléfono:
  • E-Mail:
    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.